Home>>Productos y servicios>>Frenos>>Sistema de frenos: todo lo que debes saber
FrenosProductos y servicios

Sistema de frenos: todo lo que debes saber

Llega el verano y es importante afrontarlo con seguridad. En esta época del año utilizamos el coche más de lo habitual y es fundamental tenerlo siempre en buen estado. Para ello es recomendable revisar ciertos aspectos cuando llegan estos meses: los neumáticos, la batería, los frenos, las luces… Todo cuenta para hacer de nuestro viaje un trayecto cómodo y confortable.

En MotorTown nos importan nuestros conductores y por ello queremos recomendaros siempre lo mejor para que este verano viajéis con total seguridad. Hoy hablamos de los sistemas de frenos y te contamos todo lo que necesites saber. Are u ready?

¿Cómo funcionan los frenos?

Cuando el conductor acciona el sistema a través del pedal, la fuerza que realiza se amplifica por un servofreno que actúa sobre una bomba de presión. A través de un sistema de canalizaciones y bombines hidráulicos se accionan las pastillas de freno o las zapatas en caso de frenos de tambor.

Las pastillas o zapatas detienen mediante fricción los rotores, que pueden ser en forma de disco o tambores, estos giran de forma solidaria a la rueda provocando que esta se detenga. Gracias a la ayuda de sistemas electrónicos como puede ser el ABS, que evita el bloqueo de las ruedas, se incrementa la efectividad de la frenada y esto hace que el control del vehículo en caso de frenadas de emergencia sea mayor por parte del conductor.

¿Cómo saber que están en mal estado?

Hay ciertos síntomas que nos demuestran que el sistema de frenos está en mal estado. Algunos de ellos son los siguientes:

Pedal de freno más esponjoso de lo habitual: cuando el conductor nota que el pedal está excesivamente esponjoso puede denotar que el líquido de frenos esté deteriorado o que haya fugas en el circuito. La importancia del líquido radica en que es el que absorbe la humedad y transmite la presión. El líquido de frenos debe sustituirse cada 2 o 4 años.

Ruidos y vibraciones: las vibraciones pueden deberse a un desgaste anormal de los neumáticos, rodamientos de las ruedas o deformación de los discos de freno o un desgaste irregular de pastillas. La ventaja es que si este es el motivo hoy en día la mayoría de coches cuentan con el testigo en el salpicadero que te avisa de ello.

Distancia de frenado excesiva: cuando necesites más espacio para detenerte de lo habitual es otro de los síntomas claros del mal estado de los frenos. También puedes notar esto si se realizan derrapes inesperados.

Pedal de freno duro: una avería en el servofreno da lugar a un endurecimiento del pedal, si notas este síntoma lleva el coche al taller lo antes posible. No obstante, hay vehículos cuyo tacto de pedal es duro, sin que ello signifique un problema en el servofreno.

¿Por qué debo cambiar las pastillas de freno?

Una de las piezas clave de este sistema, como ya hemos comentado, son las pastillas de freno. Estas deben cambiarse sobre todo por seguridad ya que si están desgastadas provocan la mayor distancia de frenado. Además, si cambiamos las pastillas de freno a tiempo puede evitar que tengamos que sustituir los discos de freno durante toda la vida útil del vehículo.

¿Cuándo cambiarlas?

El tiempo de cambiarlas depende mucho de diversos factores como por ejemplo la vía por la que suelas circular, tu forma de conducir, etc. Pero por regla general las pastillas de freno delanteras se cambian en torno a los 60.000 kilómetros y las traseras a los 120.000. Cabe destacar que las pastillas de freno es recomendable cambiarlas si a estas les queda menos de un 30% de grosor. En caso de no cambiarlas a tiempo puede ser que dañes la superficie de los discos de freno, una reparación que te costará alrededor de 200 euros, o el pistón de la pinza de freno, cuya reparación va desde los 350 euros.

En MotorTown puedes pedir cita para cambiar las pastillas de freno de tu coche de la manera más rápida y con la mayor calidad-precio. Pide tu cita previa y viaja con tranquilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *